Una técnica innovadora

Fusión endoscópica cervical


Indicaciones de la fusión endoscópica cervical

En la mayoría de los casos de dolor cervical con o sin irradiación a los brazos provocados por hernias discales o estenosis foraminales se pueden resolver mediante endoscopia cervical. Sin embargo en algunos casos es necesario la inserción de implantes en la columna cervical. La fusión cervical con implantes está indicada en casos con patologías cervicales complejas que suelen ser pacientes con inestabilidad cervical (espondilolistesis), deformación de la columna cervical (cifosis) y dolor bilateral irradiado con afección de ambos brazos.

Rx dinámicas cervicales que muestran una inestabilidad (espondilolistesis) cervical en nivel C3/C4 (marcado en el círculo rojo).

La cirugía cervical clásica se realiza mediante cirugía abierta, con grandes incisiones y disecciones de las estructuras anatómicas del cuello. La disección y resección abierta del tejido de la columna vertebral implica una importante cicatrización, con mayor riesgo de infección y un mayor riesgo de sangrado, lo cual puede resultar en un hematoma que puede comprimir la tráquea, resultando en una urgencia por asfixia. Por eso, en muchos casos tras cirugía abierta de la columna cervical se ingresa al paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para su observación, siendo la cirugía abierta cervical una cirugía de alto riesgo para el paciente.


La cirugía de fusión endoscópica cervical

El Dr. Morgenstern es pionero mundial en la cirugía de fusión endoscópica cervical que permite la inserción de un implante en un disco intervertebral de la columna cervical mediante una incisión de menos de 2 cm de longitud en el cuello del paciente.

La cirugía endoscópica de fusión se realiza mediante dilatación progresiva de los tejidos blandos y no es necesario resecar ninguna estructura anatómica para poder acceder al disco. De esta manera se evitan la cicatrización y el sangrado, reduciendo los riesgos de infección, hematoma, etc. hasta tal punto que la cirugía endoscópica cervical NO requiere ingreso en UCI y puede darse el alta del paciente en menos de 24 horas tras la cirugía.

El Dr. Morgenstern realizando una endoscopia cervical para la preparación del disco antes de la inserción del implante.

La cirugía de fusión endoscópica se inicia con una discectomía endoscópica para la preparación del disco. Una vez el disco se ha preparado, se procede a la inserción percutánea del implante, pudiendo ser este una caja intersomática para la fusión vertebral o una prótesis de disco para conservar la movilidad del nivel operado. La inserción del implante se realiza mediante control fluoroscópico y visión endoscópica directa, véase la animación en el lateral derecho de esta página.

Rx en frente (izquierda) y perfil (derecha) de un implante/caja intersomática de titanio insertada mediante técnica endoscópica en el nivel C3/C4

El dolor de origen de la patología suele remitir en las primeras horas tras expandir el espacio intervertebral. Deambulación inmediata y alta hospitalaria en menos de 24 horas.


Imágenes de una fusión cervical

Animación de la inserción de una caja intersomática por vía percutánea. Nótese la apertura de la pared posterior de la vértebra (expansión) al insertar l caja.

Incisión en la piel del cuello de sólo 2 cm de longitud tras inserción de una caja intersomática cervical por técnica de fusión endoscópica


© Copyright – Morgenstern Institute of Spine, 2019.